Instituto Internacional de Terapeutas Integrales

13
Ago

¿De verdad te interesa la ecología planetaria?

Te quejas porque una industria quiere instalarse y causará un daño al medioambiente. ¿Te pusiste ya a pensar cuánto daño causas tú consumiendo?

Las industrias existen porque hay quiénes les compran. Porque dan trabajo y algunas como las mineras pagan muy bien, si tú trabajas en alguna no ecológica, ya eres parte de ello, pero bueno es un trabajo y  te da la oportunidad de vivir una vida cómoda y actualizada. ¿Pero estás dispuesto a bajar tus consumos personales para ayudar al planeta? Imagínate si el 30% de los habitantes del planeta hicieran esto: reducir sus consumos cada vez al mínimo que cada uno pueda.

Claramente, quizá varias industrias quebrarían, por consiguiente, habría menos trabajo, pero como has decidido reducir tus consumos quizá ya no necesites tanto dinero. El punto es: ¿Estarías dispuesto a convertir tu entorno en un ambiente menos consumista y más ecologista?

Es bastante difícil que eso ocurra masivamente, porque para ello, hay que tener activado el nuevo estado de conciencia de la nueva humanidad. Una conciencia unificadora y con mayor consciencia de lo que realmente necesita y de lo que ya no necesita.

Lo que debería bajar el consumismo emocional, yo le llamo así a la acción de las personas que van y compran más de lo que necesitan por causa de un vacío emocional.

Tendrían que dejar su necesidad de acaparar cosas en sus hogares, cosas que no usan y no quieren deshacerse de ellas, porque llenan vacíos internos o sienten que “algún día” podrían necesitarla.

No hay nada más fresco que andar liviano por la vida, pero tenemos que considerar que un cambio así no se realiza de un día para otro. Lo importante es comenzar ahora a ejecutarlo. No se asusten, no tendrán que dejar de prescindir del último modelo de celular que apareció en los mercados y por el cual muchos hicieron largas filas para ser los primeros en adquirirlos. Tampoco tendrán que renunciar a la tecnología actual, por medio de la cual cumplen su trabajo. En definitiva, hay algunos recursos de los que no podrás o no querrás dejar de prescindir.

Debemos recordar que estamos en un período planetario de transición y aquello significa que estaremos muchos años en un proceso histórico que será contado a nuestras generaciones futuras. Viene un desarrollo enorme de la tecnología, una era robótica planificada. Esto ocasionará conflictos internos en las personas porque mucho capital humano será reemplazado por robots.

Aparecerán nuevas actividades laborales desaparecerán buena parte de ellas y tienes que prepararte para viajar ligero.

Te dejaré el impulso inicial infalible con lo que puedes comenzar, para iniciar la práctica y búsqueda de una vida más ecológica. Es fácil de implementar, y si bien no es todo lo que debemos hacer para bajar nuestros consumos se debe empezar por algo fácil para que después te sea más aceptable continuar avanzando a alguna idea de auto sustentabilidad.

El minimalismo, una filosofía de vida

A mi me encanta. Comencé a practicarlo desde hace 2 años. Normalmente, las personas tienden a meditar (mente) para cambiar algunos hábitos (acciones) y mejorar su vida. Yo comencé a aplicar el minimalismo en mi vida y el trabajo fue desde la acción hacia el pensamiento. Desde la materia a la energía.

Se trata de sacar de tu vida lo que materialmente no usas cotidianamente. Si tienes algo duplicado, o lo vendes o lo donas, y así haces con todo lo que vayas retirando de tu hogar.

La mente humana tiende a la acumulación de cosas materiales, porque guarda en su interior diversas carencias o vacíos que quiere llenar, llenando espacios de su entorno físico para sentirse mejor, pero se olvida de que se hace la vida más difícil y por lo tanto, cuesta que sus actividades cotidianas fluyan armónicamente, más bien el exceso de cosas no le deja desplazarse libremente por su hogar, encontrar rápidamente un objeto, desordenan un espacio para encontrarlo, lo vuelven a ordenar…y todo esto trae pérdida de tiempo vital en nuestra existencia ya saben que el tiempo es oro, porque nuestros minutos de vida ocupados jamás volverán.

Lo más importante es que cuando empiezas a aplicar el minimalismo vas dejando lo que verdaderamente ocupas y te darás cuenta que es muy poco. Contarás con más espacio y tu casa se hará muy grande. Desaparecerán muebles, porque sencillamente ya no tienes qué guardar.

¿En qué ayuda este estilo de vida a la ecología planetaria?

Este estilo de vida, se va volviendo una filosofía de vida. Después querrás aplicarlo no sólo en las cosas materiales, sino también en tus emociones y pensamientos. Así es, Ya no gastas tiempo en emociones indeseadas ni en pensamientos que no te conducen a nada provechoso. Por ende, bajas el consumo. Un ser humano se vuelve consumista cuando quiere llenar vacíos, cuando esos vacíos te permiten respirar mejor y tener una vida más productiva, ya dejan de ser limitantes y se vuelven potenciadores en tu vida. Además toma en cuenta que limpiarás tu entorno social, entenderás que todo vale tiempo y energía y no querrás desperdiciarla en aquello o aquellos que no valen la pena.

Puntualicemos entonces:

Bajas el consumo de alimentos, cuando te das cuenta que compras mucho y no llegan a consumirse y se terminan desechando.

Bajas el consumo de la tecnología porque te empiezas a sentir mejor contigo mismo.

Bajas el consumo de ropa porque te das cuenta que eliminaste mucha al limpiar y algunas nunca las usaste.

Bajas el consumo de compras de objetos decorativos que no tengan algún valor emocional o no te hagan feliz al mirarlos.

Otros aportes a la ecología que puedes fácilmente comenzar:

  • Un huerto en casa o en tu balcón.
  • Desechos orgánicos que puedes usar para compost.
  • Usar bicicleta para traslado, si te es posible.
  • Caminar más.
  • Reciclar envases y regalarlos a quien les sirva.
  • Usa pilas recargables.

Aplicando todo esto además, ahorraras mucho dinero que puedes destinar a cumplir tus sueños.

En fin, es una buena opción elegir este estilo, si lo haces como una práctica y entrenamiento personal y espiritual. Se convierte en una filosofía de vida, son muchos más los beneficios que obtendrás de ello y el planeta se beneficiará enormemente con estos que parecen pequeños cambios, pero en el camino te darás cuenta que SON GRANDES CAMBIOS. Recuerda que debes ¡SER TÚ EL CAMBIO QUE QUIERES VER EN EL MUNDO!

Kay

Deja un Comentario

Abrir chat
1
¡Hola! ¿Tienes alguna consulta?